“La era de la post- verdad” : ¿De qué verdad?

Sin lugar a dudas, 2016 será recordado como un año extraño; de esos que parecen sacados de algún thriller1, en que lo inesperado es lo que sucede y, que, logra sus efectos: hacernos sobresaltar, temblar, sumirnos en sensaciones colectivas de desconcierto (entendido desde la psicología social como perplejidad, desorientación) ese no saber -ni por asomo- qué se nos viene, qué podemos esperar del futuro inmediato y del mediano y largo plazos.

De otro lado, las diferencias norte-sur, como sutilmente se habla ahora de los países más y menos prósperos en términos económicos, parecieron diluirse, ablandarse, derretirse, al calor de los hechos. Por algún momento pareció que se turnaban “los de arriba” y “los de abajo” para mantener la atención mundial y tomar rumbos sorpresivos.

Paso a referir algunos de los hechos que forman la lista de “escalofriantes”2, que plasma lo dicho:

Reino Unido: Acabó más desunido que nunca ante la consulta basada en el artículo 50º del Tratado de la Unión Europea, que hiciera el 23 de junio de 2016 y que los sacará, en un futuro próximo de aquella -a la que si bien no se habían entregado del todo- rompiendo la unidad de los países europeos, gestada desde la década de los 50. Hoy, abreviamos con la expresión BREXIT, unos resultados muy ajustados de: 51,9% versus 48,1%, de quienes quisieron dejar la UE o permanecer en ella. En 1975, ante una pregunta similar, la opción fue formar parte de la entonces CEE por un margen diferencial favorable de más de 15%.

Colombia: El 2 de octubre de 2016, los resultados a favor del No a la Paz, parecieron clavar los dientes en las aspiraciones de este país. Nadie supuso que el «No» superaría al «Sí», que no se avalarían los acuerdos de paz alcanzados entre Gobierno y las FARC, y que este resultado se basaría en una diferencia de poco más de sesenta mil votos en una población que supera los 48 millones de colombianos y colombianas.

Estados Unidos de Norteamérica: No nos reponíamos de la paliza psicológica sufrida con Colombia, cuando presenciábamos que en USA un candidato republicano desdibujaba otras candidaturas del mismo partido al sillón presidencial con una “estrategia” (no hablamos de discurso político, porque no lo hay) nunca antes vista en el icono de la democracia contemporánea. La cita electoral de noviembre, arrebataría el acceso a la Casa Blanca a quien se sentía preparada, experimentada, segura de gobernar el país más poderoso del mundo. Esta vez, el sistema electoral de los Estados Unidos de Norteamérica, basado en colegios electorales y de peso diferenciado, dejaron en claro que, no adhieren la expresión “una persona, un voto”.

Venezuela: El 17 de diciembre se informaba de saqueos con cientos de personas corriendo de un lugar a otro mientras las fuerzas de seguridad les reprimían con gases lacrimógenos y perdigones. Caos y anarquía durante la jornada, hasta la llegada de las fuerzas militares. El reporte diría: “Fallecieron una mujer embarazada por un balazo y un joven que estaba en las cercanías”… y siguieron las noticias de linchamientos por turbas, de violencia y de necesidad. La responsable: una política monetaria.

Alemania: Un camión arrolló un mercado de Navidad en Berlín el 19 de diciembre, provocando la muerte de al menos 12 personas y decenas de heridos. Breitscheidplatz, una de las zonas más turísticas de Berlín, repleta de comercios, restaurantes y hoteles, además del famoso zoo de la ciudad y de la Iglesia Memorial Kaiser Wilhelm, permaneció acordonada. El 23 de diciembre se informaría que el tunecino que perpetró esa matanza fue abatido en Italia. Un fallo en la seguridad pública, queda de fondo en este hecho.

Turquía: 19 de diciembre, un hombre mató a tiros al embajador ruso en Turquía al grito de “Alepo, venganza”, mientras que inauguraba una exposición fotográfica en un céntrico barrio de la capital turca. Fue escalofriante observar en vídeo la muerte de ese diplomático. El hecho se calificó de “atentado terrorista” y, el presunto agresor, que actuó solo, fue “neutralizado” por la policía en el mismo edificio. No estuvo a la altura la seguridad pública.

La lista de espeluznantes o escalofriantes de 2016 sigue y se funde con la del primer trimestre de 2017.

Por lo dicho, varias voces se manifestaron, plumas se sostuvieron y actos públicos de debate se multiplicaron, con el objetivo de abordar y opinar sobre lo que vivimos. Varios criterios y posturas hacían hincapié en que estábamos inmersos/as en una nueva era, la de la post-verdad.

Sobre todo, después de noviembre de 2016, cuando el Diccionario Oxford entronizó un neologismo como palabra del año y como nueva incorporación enciclopédica:”Post-truth” o “posverdad”, un híbrido bastante ambiguo cuyo significado “denota circunstancias en que los hechos objetivos influyen menos en la formación de la opinión pública, que los llamamientos a la emoción y a la creencia personal”. “La política posverdad” involucraría varios de los hechos sucedidos en 2016 que nos han conmocionado, por ser hechos que “superan cualquier expectativa ortodoxa o racional”.

La pregunta de este breve artículo es si la ortodoxia y la racionalidad de la que veníamos echando mano no será la responsable de tales desaguisados.

Dicho en otras palabras: ¿Cómo construimos la “objetividad” que hoy se entierra una y otra vez? ¿Habremos hecho algo mal para que las cosas tomen el cariz que han tomado? ¿No necesitaba revisión alguna “el sistema” en que vivimos, en especial en lo político? ¿Todo estaba bien?

Y, podríamos seguir con la sucesión de preguntas: ¿Qué verdad se desmorona ante nuestros ojos y oídos? ¿Por qué vemos sociedades cada vez más polarizadas? ¿Por qué la gente que estaba en caída se aferra a un clavo ardiente3? ¿Por qué el remedio puede ser peor que la enfermedad en la mayor parte de los casos? ¿Por qué estamos optando por elegir a esta nueva generación (o “de-generación”) de representantes ultras y radicales? ¿Hasta cuándo vamos -según el sistema- a seguir votando con las vísceras y el instinto, dejando de lado la razón o la lógica?

Primero que nada, deberíamos partir del hecho de que no es solo emoción o creencia personales lo que nos mueve4. La decepción y el descrédito del sistema, por ser excluyente, corrupto, por atender a sus intereses particulares y sectarios, por no obrar buscando el bienestar común, o no contar con la suficiente legitimidad social porque no hubo respeto a las minorías, deja en claro que el manejo del poder político está en muy mal pie. Las políticas y decisiones públicas, no se toman buscando nuestro bienestar, sino en función del Mercado al que sirven por los réditos de que directa e indirectamente obtienen de él. Están más dadas en aparentar ser democráticas que en serlo verdaderamente.

Creo que el día en que vuelvan a vernos como ciudadanía y no como una masa de consumidores, retomarán los aspectos que han configurado nuestra sociedad llena de desigualdades (de género, raciales, de clase, de opción sexual, solo por nombrar las más acuciantes).

Con el pensamiento único que se instaló cómodamente después de la caída del Muro de Berlín, y con las crisis consecutivas que se han experimentado, ¿Qué se esperaba, que no hubiera “reacción”?

Lo que mal ha funcionado, acarreó consecuencias negativas en nuestras vidas, en salud, en la calidad de vida, en el bolsillo, en las perspectivas a futuro. Ergo, la reacción es belicosa y visceral. La rabia contenida, de no ser escuchado o tomado en cuenta tiene lamentables derivaciones que debemos ver como el paso previo a la re-definición y actualización de la Democracia.

Necesitamos una nueva democracia, que se concrete en lo material, que no se quede en las apariencias, que abarque a todos/as sin excepción, porque es la única manera de obtener reciprocidad. Porque si no eres parte de algo, aunque te perjudique, no te sentirás parte de la solución, no tendrás el compromiso de mejorarlo, cambiarlo, revisarlo.

La representación política de la ciudadanía es uno de los temas más sensibles y en ello, los partidos políticos, de gran parte de los países del mundo no han hecho más que decepcionarnos y cerrarnos la posibilidad de canalizar inquietudes y opinión pública. Cierto es, que los partidos políticos actuaron así no necesariamente para perjudicar la democracia sino más bien para encubrir muchos de sus manejos bajo la mesa que satisfacían intereses sectarios y en algunos casos corruptos.

Esperemos que la rabia, el desasosiego pasen pronto.

El pensamiento crítico es la solución para salir de este impasse. Aquel, que nos hará evaluar con una “nueva objetividad” lo que ha pasado, lo que ha funcionado mal, lo que ha funcionado bien, comparar situaciones similares y aceptar que la frustración no es la mejor consejera.

A quienes les cuesta entender cómo puede estar sucediendo lo que está pasando, decirles: recuerden cuando éramos inmaduros y nos regocijábamos en nuestras decisiones desafiantes a nuestros mayores, en nuestras pataletas, aunque aquellas fueran las peores de nuestra existencia; también, hubo casos, en que, quienes se consideraban “los mayores” tenían mucho que cambiar y mejorar, porque no lo estaban haciendo bien y manteníamos el status quo porque era lo que se esperaba de todos/as.

Haciendo un símil muy de nuestra época, de lo que pasa con la Democracia y la etapa de la post-verdad, diremos, es como si siguiéramos usando el mismo software año tras año, lo que cada vez nos da más problemas, menos opciones, estamos llegando al momento de actualizarlo, so pena de que un día de estos el sistema se cuelgue indefinidamente.

¿Quién apretará el botón? ¿Quién decidirá si se resetea o se actualiza la versión de la democracia? La decisión debería abarcar a todos/as, de lo contrario ni el hardware ni el software cumplirán las funciones para los que fueron creados.

——————————–

1Thriller: palabra del Inglés que se traduce como “novela de suspenso”, pero que en sus otras acepciones añade novela de misterio, novela escalofriante y que popularmente se emplea de modo extendido a lo que causa emoción intensa de temor. Hoy en día se emplea esta expresión en el cine con estas características.

2Adoptado y adaptado del Inglés, ver 1.

3Un Editorial de The Economist consideró a Trump como el mayor representante de la postverdad.

4Como explica el Diccionario Oxford la postverdad.

¡Seis años, se dice pronto!

Los países ricos promueven políticas cada vez más hostiles hacia las y los refugiados que huyen de Siria Oxfam Intermon reclama al Gobierno de España que cumpla con la cuota de personas refugiadas, la mayoría de nacionalidad siria. Solo han llegado el 6,5% de las comprometidas. Alepo (c) Pablo Tosco / Oxfam Intermón Hasta que…

a través de Seis años después del inicio de la guerra, se cierra la puerta a las personas sirias que buscan refugio — Oxfam Intermon | Notas de prensa

BR-EXIT! No more EU for UK?

El divorcio de una pareja, la separación total de dos seres humanos que en algún momento de su vida y madurez, decidieron unirse porque se amaban, compartían sueños, pensaban en la felicidad y plenitud conjunta o, incluso por intereses calculados y fríos, no son decisiones sin consecuencias y efectos colaterales.

En el plano individual, cuando alguien decide “separarse”, “divorciarse”, es porque ha ponderado que su vida será mejor sin la otra parte. Las motivaciones para esta decisión pueden ser variopintas desde elegir lo mejor para nuestro “ego”, porque lo reclama nuestra individualidad, porque lo necesitamos para ejercer nuestra libertad, la posibilidad de vivir otra relación, o desarrollar un proyecto de vida alternativo. Otras tantas razones se asociarán al hartazgo de una relación tóxica, abusiva, incómoda, absorbente, violenta, que explota, coarta, reduce, amenaza, ridiculiza y así un largo etcétera.

Tenga las razones que tenga, la separación no se da automáticamente.

Lo saben los expertos en divorcios y separaciones, que saben además que será más complicado cuántos más años se haya compartido, más bienes se haya adquirido en conjunto y más prole se haya traído a este mundo.

De otro lado, cuando se habló de hacer un referéndum en Reino Unido o United Kingdom para que se escuche la voz del pueblo, para saber si R.U. continuaría con la U.E. o tomaría su propio camino, debo confesar, que fui una de esas personas que no pensaron que esto llegara a donde ha llegado, es decir, que ganando el sí, quede ESTUPEFACTA media humanidad y con ANSIAS DE + EXIT, la otra mitad.

¿Qué le ha significado la Unión Europea a Reino Unido? ¿Ha sido tan malo el balance de esta relación? Creo firmemente que no.

Basta saber que al día siguiente de las votaciones, los resultados provocaron un tsunami de efectos: Financieros: golpearon sin misericordia a la “Libra Esterlina” una de sus mayores fortalezas, Sociales: reflejaron a esa parte de la población que vive en la umbra y en la penumbra y no bajo las luces de las zonas cosmopolitas, Económicos: porque no han sido capaces de adaptarse y rechazan las nuevas condiciones económicas; Políticos: concretaron una ineficacia colosal a la hora de dar argumentos a favor de permanecer en la UE y sobre todo a la hora de desmontar las falaces afirmaciones usadas para la salida de RU de la UE. Tampoco se puede soslayar que los problemas se extienden desde Escocia, Gales e Irlanda que amenazan con Des-unir, con matices, el RU.

Boris Johnson y Nigel Farage, los abanderados del BREXIT, aparte de ser de derecha, comparten el haber nacido en 1964, el Año del Dragón, con diferencia de poco más de un par de meses. Este par de políticos ha fungido de abogados expertos en divorcios y cuando han tenido encima una reacción en cadena han cedido ante la presión de lo que han creado.

Se acusa a quienes votaron a favor del BR-EXIT, por ser poco informados, por no conocer los temas en profundidad, por actuar bajo el influjo del miedo, la rabia, el racismo.

Si por lo menos hubieran leído al Dragón Horóscopo 2016Horóscopo Chino del Dragón que predijo para Jonhnson y Farage en este alborotado año “…debes escuchar tu voz interior para lograr el éxito. Tus actitudes fluctúan entre fuertes enfoques en tus objetivos y una tendencia a huirle a tomar responsabilidades o, “Dragón, no tengas miedo de ocupar puestos de trabajo difíciles. Reflexiona bien antes de tomar decisiones importantes. Debes tener una visión completa de las cosas y poner todo en orden antes de comenzar un nuevo proyecto. No debes ignorar las nuevas oportunidades, pero hay que tener claro el método de ejecución”, tal vez no estaríamos en este trance. Si por lo menos hubiera primado el famoso “common sense” británico que admirábamos y emulábamos.

Sea como fuere, del supuesto “unhappy marriage” hemos pasado de golpe y porrazo al “terrific divorce” y ya veremos en los meses siguientes que con estas cosas no se juega e improvisa, que eso solo cabe en Hogwarts. Ahora sí cabe decir God save the UK, for God’s Sake!

Igualdad de Oportunidades en Reino Unido

La norma vigente sobre Igualdad de Oportunidades en Reino Unido menciona algunas de las causas por las cuales se puede hablar de discriminación. Dicha normativa surgió originalmente para hacer frente a la discriminación por razón de sexo en el ámbito laboral. Después de una andadura errática, en la que fue a más, disminuyó su vocación y contribución a la igualdad de género, como un delta que se va dividiendo en el terreno amplio de los derechos humanos.

Se ha dicho hasta la saciedad, pero parece que nunca está demás insistir y repetir, que lo que nos diferencia a los seres humanos no debe ser sustento para la desigualdad social, entendida como relaciones asimétricas, en las que algunas personas tienen el poder de decidir por/sobre otras, imponerles condiciones, exigirles acciones u omisiones, constreñirlas en sus iniciativas, derechos, libertades, en resumidas cuentas: Dominarlas.

La diferencia -en el mundo global en que nos movemos- se amplió a la diversidad, pero ninguna de esas categorías tendría que implicar desigualdad. Lo dicho parece fruto de la razón pura, de la condición humana, pero ha costado mucho en asumirse, sobre todo cuando se ha tratado de dar la vuelta al espejo. Cuando se han tomado medidas que “promuevan temporalmente” algo cercano al equilibrio: el rechazo, la descalificación, el ninguneo, la ridiculización no se han hecho esperar.

Pasó que quienes pedimos reivindicaciones pisamos el palito de ir “aumentando” pedidos y exigencias, dejando una aparente estela de insaciabilidad, capricho, ignorancia de lo que queremos o necesitamos. Todo, porque, esperamos que el peso de la equidad -entendida como convergencia de justicia y razón- se impusiera, “cayera por su propio peso”.

Pero en los cambios sociales no rigen ni las leyes de la gravitación universal. Es más, en el sistema en que vivimos ha sido más “práctico” volver al sistema de catálogo de reclamo, eso, surge en mí al ver la lista de la Oficina de Igualdad de Oportunidades de RU que enumera causas por orden alfabético haciendo la aclaración de que eso no implica ninguna prioridad.

¿Qué sentís cuando veis estas causas de discriminación? ¿Os animáis a sentiros reflejadas/os en alguna/s? ¿Podrías darles un orden? ¿Cuáles tenéis que combinar para reflejar los seres únicos que sois? ¿Cuántos puntos habrán de intersecarse para vernos reflejados en un momento determinado de nuestra existencia?

La lista:

  1. Age (Edad)

  2. Sex (Sexo)

  3. Race (Raza)

  4. Disability (Discapacidad)

  5. Pregnancy (Emabarazo)

  6. Marital status (Condición marital)

  7. Sexual orientation. (Orientación sexual)

  8. Gender reassignment (Re-asignación de género)

  9. Religious background (Procedencia religiosa)

¿Creéis que está completa la lista? ¿Qué decís?

Oxfam Intermón y el Observatorio de RSC denuncian que el IBEX35 sigue aumentando su presencia en paraísos fiscales — Oxfam Intermon | Notas de prensa

lavado-de-dineroEn 2014 el Banco Santander creó 53 filiales, una a la semana. Delaware es el paraíso fiscal más utilizado con 417 filiales, un 47% del total. La información sobre fiscalidad de las empresas del IBEX35 sigue siendo superficial y dista mucho de los mínimos necesarios para que el informe de RSC se convierta en un…

a través de Oxfam Intermón y el Observatorio de RSC denuncian que el IBEX35 sigue aumentando su presencia en paraísos fiscales — Oxfam Intermon | Notas de prensa

JORNADAS DE COMUNICACIÓN FEMINISTA — Unidad de Igualdad

JORNADAS DE COMUNICACIÓN FEMINISTA June Fernández. Periodista y Directora de Píkara Magazine Andrea Momoitio. Periodista y Subdirectora de Píkara Magazine Isabel Duque. Psicóloga feminista. “La Psico Woman” Fecha y hora: 17 de mayo a las 11:30h Lugar: Salón de Grados. Facultad de Comunicación y Documentación Organiza: Secretariado de Igualdad y Conciliación UGR Colabora: Facultad de…

a través de JORNADAS DE COMUNICACIÓN FEMINISTA — Unidad de Igualdad

¿Día de la Madre o del Activismo Social?

¿Dónde surgió la moderna festividad del Día de la Madre? En Estados Unidos de Norteamérica en 1914 gracias al presidente Woodrow Wilson, quien finalmente, cedió ante la campaña hecha, por más de seis años, por la profesora Ana Jarvis en memoria de su madre.

Bien se celebre en marzo o en mayo, se le ha relacionado con diferentes significados (religiosos, históricos o incluso legendarios) pero la raíz del asunto fue un aspecto puntual: Las preocupaciones de Ana Jarvis (madre), impulsaron la promoción de la sanidad y la seguridad social para las mujeres trabajadoras, el cuidado de los heridos de la guerra civil de EEUU de mediados del siglo XIX, el reconocimiento de la doble carga que las mujeres tenían, porque ya no solamente eran “las cuidadoras” (trabajo doméstico / reproductivo) sino también, debían superarse y aportar a la sociedad.

Ana Jarvis (hija) no solo llevaba por legado, el nombre de una mujer “ejemplar”, también estaba en su ADN el trabajo social, la educación. Por ello, rindió tributo al esfuerzo, a la entrega, a la solidaridad, que vio en su madre: Una activista en toda regla.

La campaña emprendida estaba dirigida a reconocer el denominador común de las madres, lo que llevó a una “naturalización” de la festividad, a entender que se rinde homenaje a quienes reproducen la vida humana. Pero,

De ahí, a “comercializar la fecha”, tendencia difícil de soslayar en la sociedad en la que vivimos1, nos lleva a insistir en este Blog: ¡No me digan que el día de la madre se celebra porque somos cariñosas, comprensivas, tiernas, sacrificadas, buenas para guisar, solucionar problemas2, es decir: las reinas del hogar, y, todo eso, por naturaleza!, porque esta celebración tuvo origen en una dimensión mayor que no debemos achicar ni mercantilizar.

Celebremos el activismo social que muchas mujeres, en especial, las madres, han demostrado que se puede llevar parejo con el resto de tareas y obligaciones humanas. Si trabajas, cuidas, ayudas, si eres solidario/a, este domingo, también puedes reclamar el reconocimiento. No te dejes comprar con una plancha, un perfume o un bolso, que para ser madre y activista, necesitas pensar y que compartan contigo las tareas y responsabilidades. ¡Feliz Día de la Madre!

1Leigh Eric Schmidt en “Consumer Rites: The Buying and Selling of American Holidays” (Princeton University Press, 1995).

2Que podemos ser, en gran parte, por la presión social que coloca a las mujeres en una tensión constante.

¿Hasta dónde se ejerce el “seguimiento” y “control” a mujeres activistas? — El Blog de Carelia Mayorga

Hace unos días, se retomó una noticia que a fines de noviembre del año pasado, pasó casi inadvertida en España y en Europa continental. La proximidad de la cita electoral del 20-D, los efectos del atentado de París de 13-N, entre otros temas sonados, secuestraron nuestra atención de tal manera, que algo que sucedió en […]

a través de ¿Hasta dónde se ejerce el “seguimiento” y “control” a mujeres activistas? — El Blog de Carelia Mayorga