¿Día de la Madre o del Activismo Social?

¿Dónde surgió la moderna festividad del Día de la Madre? En Estados Unidos de Norteamérica en 1914 gracias al presidente Woodrow Wilson, quien finalmente, cedió ante la campaña hecha, por más de seis años, por la profesora Ana Jarvis en memoria de su madre.

Bien se celebre en marzo o en mayo, se le ha relacionado con diferentes significados (religiosos, históricos o incluso legendarios) pero la raíz del asunto fue un aspecto puntual: Las preocupaciones de Ana Jarvis (madre), impulsaron la promoción de la sanidad y la seguridad social para las mujeres trabajadoras, el cuidado de los heridos de la guerra civil de EEUU de mediados del siglo XIX, el reconocimiento de la doble carga que las mujeres tenían, porque ya no solamente eran “las cuidadoras” (trabajo doméstico / reproductivo) sino también, debían superarse y aportar a la sociedad.

Ana Jarvis (hija) no solo llevaba por legado, el nombre de una mujer “ejemplar”, también estaba en su ADN el trabajo social, la educación. Por ello, rindió tributo al esfuerzo, a la entrega, a la solidaridad, que vio en su madre: Una activista en toda regla.

La campaña emprendida estaba dirigida a reconocer el denominador común de las madres, lo que llevó a una “naturalización” de la festividad, a entender que se rinde homenaje a quienes reproducen la vida humana. Pero,

De ahí, a “comercializar la fecha”, tendencia difícil de soslayar en la sociedad en la que vivimos1, nos lleva a insistir en este Blog: ¡No me digan que el día de la madre se celebra porque somos cariñosas, comprensivas, tiernas, sacrificadas, buenas para guisar, solucionar problemas2, es decir: las reinas del hogar, y, todo eso, por naturaleza!, porque esta celebración tuvo origen en una dimensión mayor que no debemos achicar ni mercantilizar.

Celebremos el activismo social que muchas mujeres, en especial, las madres, han demostrado que se puede llevar parejo con el resto de tareas y obligaciones humanas. Si trabajas, cuidas, ayudas, si eres solidario/a, este domingo, también puedes reclamar el reconocimiento. No te dejes comprar con una plancha, un perfume o un bolso, que para ser madre y activista, necesitas pensar y que compartan contigo las tareas y responsabilidades. ¡Feliz Día de la Madre!

1Leigh Eric Schmidt en “Consumer Rites: The Buying and Selling of American Holidays” (Princeton University Press, 1995).

2Que podemos ser, en gran parte, por la presión social que coloca a las mujeres en una tensión constante.

Anuncios

Autor: careliamayorga

Doctora en Derecho y Ciencias Sociales. Experta en Género, Desarrollo y Derecho Constitucional.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s